Crónicas y criticas de arte. arquitectura. cultura y protección de ballenas en el Mar de Cortés

Arquitectura historica sonorense vista por historiadores

Escrito por arkisanchezdos 25-09-2012 en General. Comentarios (2)

Estimados bloggers: Un cordial saludo a todos ustedes donde quiera que se encuentren gozando de la existencia placentera, porque así me siento, al inicio del equinoccio de otoño despidiendo el intenso calor del verano sufrido en la región desértica de Sonora y aumentado dentro de los camiones SUBA, por ser hornos en ruedas, provocándome un fuerte “golpe de calor”, ya que los desconsiderados concesionarios  no prender el aire acondicionado, afectando la salud del pueblo pobre de Cajeme que utiliza el servicio chatarra, sucio y más caro que los camiones en Scottsdale, Arizona, mi favorito lugar para turistear.

Antes de ir por esos rumbos, comparto con ustedes esta interesante entrevista con dos historiadores de prestigio en Sonora, llevada a cabo durante la magnífica exposición de documentos históricos sobre el ex presidente de México, Plutarco Elías Calles, en el Museo de Sonora en la Revolución de Ciudad Obregón, Sonora.

Al llegar al improvisado auditorio al aire libre en el estacionamiento, vi con curiosidad la revista Relatos e Historias en venta, no la adquirí por su costo de 45 pesos, pero aproveché la ocasión para platicar con el Cronista de la Ciudad de Hermosillo, José Rómulo Félix Gastélum y el doctor Ignacio Almada, director del Colegio de Sonora, de la misma ciudad.

El tema fue sobre la arquitectura histórica en la región sur de Sonora que he estado documentando para mi libro: “Anales de la Arquitectura”,  basado en los estilos y géneros arquitectónicos, de la cual, el señor Félix, opinó: --Se distinguir la región y sus cosas positivas, hay mucho que acopiar y rescatar en el sur de Sonora, serán interesantes estas monografías tuyas--.

Cómo había mucho ruido entramos al vestíbulo del museo para continuar, preguntándole: ¿Cuál sería la arquitectura más emblemática de esta región?

--En la cuestión arquitectónica, siento que la arquitectura misional es importante, como la que se tiene en Tórim, por ser la construcción más vieja; del siglo XIX las antiguas casas de los generales yaquis; en el Mayo, la iglesia de La Aduana, la parroquia de Álamos y la iglesia de Nuestra Señora de Zapopan y la viejona iglesia de Macoyahui, arriba de San Miguel por el río Mayo, donde hay vestigios de Marco Antonio Félix y de Roberto Acosta; en el Pueblo Viejo de Navojoa, queda la iglesia y aquella Cruz del Perdón y la monumentália del petroglifo, pero es otra cosa--.

Le sugerí abocarnos al tema de la arquitectura, para él, sugerir: --Vaya labor que te has echado a cuestas, no es sencilla--. Le respondí que ya tengo cinco años de investigación y un océano de información, indicándole, que todo comenzó cuando en un taller de Marketing Urbano y Turístico en el ITESCA, cuestioné: “¡Cómo enseñara arquitectura en una ciudad donde no la hay!”. Si no la hay, voy a investigar, porque dominó la ignorancia sobre la historia de la arquitectura en de Álamos, Guaymas y Cajeme, donde inicié y encontré muchas obras a partir de 1907, y en Cócorit de 1895, pero perdieron su autenticidad con las remodelaciones.

De la arquitectura de antaño en Ciudad Obregón, ¿Cuál considera  tengan  valor arquitectónico?

--Desde el punto de vista técnico arquitectónico no puedo hacer un juicio pero lo intentaría desde lo estético o lúdico--, contestó, para el mismo cuestionarse:¿Qué nos queda del Obregón aquel cuando empieza su esplendor económico, aquellas casas viejas como la Bierly, el Hotel Imperial… No quisiera hablar de la destrucción de la Concha Acústica, pero con toda modestia, acuérdate que Obregón pisó fuerte y trató de imponer su fuerza económica a Hermosillo en los ´50 y ´60 por el número de población, que eran muy poderosos, que sería la capital del estado, que el Valle del Yaqui era el granero de México… Sin embargo, ¿Qué queda de todo esto? Tal vez la torre del ex Banco Ejidal, hoy propiedad de don Juan Robinson Bours, alguna que otra casita de los años ´30 por los callejones cercanos a la avenida Miguel Alemán, tal vez, el Club Campestre, del mercado nada quedó, las tiendas Modas Zaga y Lalo´s, y otras que ya no he visto, un edificio de departamentos de los ´70.

--En Ciudad Obregón he visto un deterioro muy grande, se está perdiendo la fisionomía, aparentemente, no me atrevería a decir que es lo más antiguo urbano que hay o sirva…La picota del progreso ha sido muy duro, ha estado destruyendo obras agradables, con que monumentos  identificarte, en las personas se forma un vacio por saber de dónde viene y a que se debe--.

¿Algunos arquitectos que haya usted conocido por su buena obra?

No viví aquí, pero, recuerdo al arquitecto Heriberto Aguirre, a Carlos ¿? y al ingeniero Arizpuro de la compañía ICA… Pero, para la rudeza del inicio de la pujanza agropecuaria del Yaqui, es una profesión poco atractiva para muchos de los locales, es lamentable, porque estamos hablando de un vacio de obra profesional construida, evidentemente, al remontarnos a los años ´20, nada queda, como las oficinas del general Álvaro Obregón.

Al incurrir en este tema, le comenté que las oficinas del general en Navojoa han sido remodeladas para una tienda OXXO, y la casa antigua en un restaurante.

Al respecto, comentó: --Se van metiendo otros estilos y la gente ya no sabe cuál era el original, ¡Tan bonita fachada esa!, fue la Farmacia del Mayo, de Pedro Ibarra, fue La Monetaria antecedentes del Banco de México.

De Navojoa, ¿Qué me puede usted informar para encauzar la investigación?

--Casi no queda nada, las dos anteriores, la Plaza del Mayo, la Estación del Tren convertida en Museo Regional y un torreón en San Ignacio Cohuirimpo. Es triste que las casonas viejas del Pueblo Viejo, como la de los Morales, quedan una que otra… Creo que hay una incuria ¡Uta, qué tristeza! Desde Hermosillo a Culiacán se ha perdido mucho, pero en esta última ciudad han tenido respeto, se dan dignidad porque la gente vive en las casas del centro.

Le indiqué que aquí en ciudad Obregón se ha perdido mucho patrimonio arquitectónico y en Guaymas el 75 por ciento de su magnífica arquitectura histórica, con la idea de que evaluara la situación actual y real del problema.

--¡Qué cosa tan espantosa!, comentó, para proseguir: --Porque en el “Álbum Directorio”, de Federico García de Alba, de 1905, ves un Guaymas con mucha arquitectura y arquitectos trabajando, como Brezani; el panteón era una belleza de arte sacro funerario de lo más bellos del país, hoy en abandono y el Banco de Sonora está a punto de caerse, cuando se construyó a fines de los años ´20, el ingeniero Eduardo Gaxiloa se basó en el proyecto del Ibering Bank de la ciudad de San Francisco, allá esta prístino y el del puerto se está cayendo a pedazos ahora que es propiedad de unos agiotistas de los Monte Pio. No hay poder humano que haga entender que los vestigios arquitectónicos hablan de la actualidad y de la comunidad, andamos muy fallos en esto y espero que tu obra sea un “yo acuso”.

Con esto terminamos porque fuimos interrumpidos por la fotógrafa del museo por la llamada al estrado e inicio de presentación de la revista, la exposición y el prendido de iluminaria en la barda sobre la avenida Náinari.

Después del exitoso evento cultural tuve que esperar a que el doctor Ignacio Almada se desocupara para entrevistarlo ya que se encontraba platicando con miembros de la familia del general Obregón.

Por fin se desocupó, iniciándola: ¿Cuáles libros ha escrito usted? Le pregunté ya que en la revista citada publicó su reportaje: “El Jefe Máximo, Plutarco Elías Calles”.  Respondiéndome: --Está en la página Web del Colegio--.

Sorprendido por la respuesta, le inquirí: ¿Cuál sería la arquitectura más emblemática de la región sur de Sonora?

--La arquitectura es muy variada porque no se pueden comparar los lugares, no es lo mismo un real de minas que un puerto, se tiene que elegir un lugar de acuerdo a las especificidades… El arquitecto Eloy Méndez, del Colegio, te pude orientar más específicamente, es la persona indicada. (“Ya leí sus libros sobre urbanismo y  de la arquitectura nacionalista de la ciudad de Hermosillo”, le contesté), para cuestionarlo: --¿A cuáles arquitectos conoce con obra de valor arquitectónico?

--En el periodo del porfiriato, el ingeniero Felipe Salido, construyó la Escuela Bartolomé Salido de Álamos, el Rastro, El Mercado, el Palacio Municipal y en Hermosillo, la Escuela Leona Vicario, la casona de la familia Arias por la calle Serdán, y creo que es el profesionista más emblemático del porfiriato en Sonora--.

¿Cuál arquitecto considera tenga  una buena arquitectura moderna?

--Definitivamente ese no es mi campo, es del arquitecto Méndez--. Contestó y como intuí que no podía obtener más información, le di las gracias, apagué la grabadora y salí del museo rumbo a casa.

 

Pie de foto 1: Dr. Ignacio Almada (camisa azul) y el Cronista de Hermosillo, José Rómulo Félix Gastélum (de verde y corbata).

 

Pie de foto 2: Inauguración de la exposición “Calles, el Jefe Máximo” en el Museo de Sonora en la Revolución, donde se hicieron las entrevistas.

 

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

 

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui. de Ciudad Obregón, Sonora,México.
Copyright. Material protected by copyright of his holder architect Francisco Sánchez López. SEP/CP-509989/78/Son registration. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, photographer, artist of magical realism, ecologist in  the Sea of Corte´s whales protection, cultural journalist in art chronicles and art critic for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

 Website: www.arqsanchez.8m.com,   E-mail: arq.sanchezlopez@gmail.com, Facebook: Francisco Sanchez.  Twitter/archfcosanchez

Blog:www.arkisanchez.blogdiario.com, www.sanchezarchitecture.blogster.com, www.artecajemeart.blogster.com

 

 

 

 

Y cantò el espiritu en Alamos

Escrito por arkisanchezdos 08-02-2012 en General. Comentarios (0)

 ¡Y cantó el espíritu en Álamos!

 

Con una agradable mañana sabatina, pacífica y con radiante sol,  disfrutamos de los conciertos musicales del Festival Cultural Alfonso Ortiz Tirado 2012, durante el primer fin de semana, llevados a cabo en la ciudad de los portales, donde al caminar por su centro histórico, me ubiqué en la plaza de armas y subiendo a su kiosco morisco, aprecié los paisajes montañosos de la sierra de Álamos y urbanos de las escalinatas y portales con arcos de medio punto, para luego, encaminar mis pasos al auditorio del Museo Costumbrista para presenciar la ceremonia de entrega del reconocimiento al Talento Joven 2012 a la soprano cajemense Margarita Estrada.

No pudimos entrar a su interior por estar atiborrado por familiares, amistades, invitados y demás público asistente, más esto no fue impedimento, para gozar de la buena música clásica, ya que escuchamos a través de los viejos muros de adobe, a la señora Poly Coronel Gándara, titular del Instituto Sonorense de Cultura, dar su discurso oficial, señalando: --A de ser el Sol,  la luminosidad por la cual los artistas sonorenses están creando y sobresaliendo en todo… No es sólo un reconocimiento, sino también un incentivo económico para que continúe con sus estudios--.

Con su magnífica voz de soprano, la señora Estrada deleitó al público un bello repertorio con composiciones de Bellini, Schubert, Duccini, Verdi, Massenet, varias melodías románticas de Agustín Lara, María Grever y de Gardel, acompañada al piano por el maestro concertista, Héctor Acosta, hermosillense egresado de la Escuela de Música de la Universidad de Arizona: ¿Bravo a ambos!

Desde la Calle de los Artistas pude asistir a las actuaciones del grupo Zaikocirco en el Callejón del Templo durante las tardes y a la funciones de teatro infantil, De risa en risa, por Aziz Gual, siendo la alegría de  niños y familias en la concha acústica de plástico localizada contiguo al museo.

¡Espectacular! Estuvo el recopilado de importantes obras de zarzuelas montadas en el fantástico escenario del Callejón del Templo, entre arcadas y vetustas casonas españolas, iniciándolas con Doña Francisquita, donde el tenor y director Polo Falcón, relataba: --Entre más viejo, más pellejos--, en las Coplas  de Don Hilario, continuándola con Luisa Fernanda, --la reina de la zarzuela--; la Leyenda del Beso; la Gran Jota de Dolores; la Verbena de la Paloma y la Tempraníca, con la intervención de la también soprano y artista Susana Zabaleta cantando La Tarántula, haciendo reí a los presentes, al mencionar: --A esa que cantó la Paloma, las “gaviotas” están de moda--, y concluir con la Vida en Breve.

La cantante Zabaleta después de su aparición improvisada (aparentemente) salió de prisa del lugar custodiada por personal de seguridad, al pasar frente a una pareja de maestros jubilados de Guamúchil, Sinaloa, que estaban situados contiguo a mí, la quisimos detener para felicitarla y tomarnos la fotografía del recuerdo con ella, rechazando ella la propuesta e indicándonos: --Me estoy haciendo pipí--,  mientras casi corría al baño del camerino y no verla regresar.

¡Bravo! A la soprano Rebeca de Rueda, al interpretar las melodías de Amor Gitano con su armoniosa voz educada;  al tenor Andrés Carillo y al bajo barítono Germán Olvera; a la directora del ballet y bailarina, Fernanda Guerra, de Culiacán;  al Coro de Sarabia de Mazatlán y a la Orquesta Filarmónica de Sonora dirigida por Enrique Patrón de Rueda acompañando a los arriba señalados.

Desde la calle lateral del atrio y en la esquina del portal verde, pude distinguir un hermoso rostro femenino cantando y actuando, no la pude fotografiar por la altura del escenario y el tubo blanco de plástico emanando humo: ¡Oh sorpresa!, era la “florista” y estudiante de ópera que el año pasado entregaba los ramos de flores a los artistas en los conciertos de gala.

Hoy, a la atractiva Hidelisa Hangis, le exclamé, muy emocionado, varios ¡Bravos! al interpretar con su dotada voz de mezzosoprano los personajes de “Pichi”: Sensual varón enamorando a una dama; y  a la sirvienta “Menegilda”, en la puesta de escena Su Majestad la Zarzuela. Magnífica actuación musical combinada con la hermosura y la sensualidad femenina y bella voz de conservatorio, con quien platiqué brevemente antes de partir  al Puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde estudia en el Centro Municipal de las Artes. ¡Enhorabuena!

Extraordinario estuvo el cierre de la noche de espectáculos nocturnos, para luego caminar casi un kilómetro siguiendo la huella a una multitud joven hacia la ex hacienda Las Delicias, junto al panteón, para escuchar un excelente concierto de rock metal pesado por cinco bandas sonorenses como  Hamac Caziim (Fuego Sagrado), con músicos seris, Sociedad Discriminada, Sectas, los Hijos del Lechero y Ataxia; otorgándonos muy buenos requintos de guitarra del inconfundible ritmo metalero. El vocalista del último, comentó: --Mi esposa está en el CERESO acusada de homicidio culposo por la Guardería ABC de Hermosillo no resuelto…No chivos expiatorios y Libertad para ella--. Todos nos quedamos sorprendidos por la injusticia sin conocer a fondo la situación.

El domingo estuvo de gran festival ante un gentío por todos lados desde la temprana tarde para apreciar los diferentes espectáculos y el concierto de gala por la soprano Bertha Granados,  el barítono Ricardo López y el pianista James Demster, en el teatro del palacio municipal.

¡Bravo! A la cantante Granados por su interpretación del aria de El Trovador y Aida, de Verdi; en el Cid, de Jules Massenet: --Mi sola esperanza es morir sola--, cantaba ante nosotros. Y a él, en Don Carlo, también de Verdi: --Morir con el corazón--, y el Trovador: --El fulgor de su bello rostro… Que es el sol de su mirada serene mi corazón--.

¡Bravo! Al dúo, en Thaïs y a Nábuco, de Verdi: --Que toda Israel sea llevada a la muerte--, y Hérodiade, de Messenet: --Dioses, piedad de mi dolor--. Terminando cantando: --Dicen que ya no me quieres, si tienes otros quereres--, recibiendo calurosos aplausos prolongados y muchos otros más “Bravos” desde el fondo del teatro y así, salir del recinto e ir al concierto de Susana Zabaleta, que causó mucha expectación y sensación por su popularidad, provocando el robo de sillas de un escenario a otro, ya que la gente abarrotó el lugar con cuatro horas con anticipación. Continuará...

Pie de foto 1: ¡Bravo!, a la mezzosoprano Hidelisa Hangis,  por su  interpretación como la sirvienta “Menegilda”, en  Su Majestad la Zarzuela. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto 2: Concierto de gala por la soprano Bertha Granados,  el barítono Ricardo López y el pianista James Demster en el teatro del palacio municipal. Fotografía  por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto 3: Directora del ballet y bailarina, Fernanda Guerra, bailando una pieza de zarzuela en el escenario del Callejón del Templo en Álamos. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Y cantò el espiritu en Alamos

Escrito por arkisanchezdos 08-02-2012 en General. Comentarios (0)

 ¡Y cantó el espíritu en Álamos!

 

Con una agradable mañana sabatina, pacífica y con radiante sol,  disfrutamos de los conciertos musicales del Festival Cultural Alfonso Ortiz Tirado 2012, durante el primer fin de semana, llevados a cabo en la ciudad de los portales, donde al caminar por su centro histórico, me ubiqué en la plaza de armas y subiendo a su kiosco morisco, aprecié los paisajes montañosos de la sierra de Álamos y urbanos de las escalinatas y portales con arcos de medio punto, para luego, encaminar mis pasos al auditorio del Museo Costumbrista para presenciar la ceremonia de entrega del reconocimiento al Talento Joven 2012 a la soprano cajemense Margarita Estrada.

No pudimos entrar a su interior por estar atiborrado por familiares, amistades, invitados y demás público asistente, más esto no fue impedimento, para gozar de la buena música clásica, ya que escuchamos a través de los viejos muros de adobe, a la señora Poly Coronel Gándara, titular del Instituto Sonorense de Cultura, dar su discurso oficial, señalando: --A de ser el Sol,  la luminosidad por la cual los artistas sonorenses están creando y sobresaliendo en todo… No es sólo un reconocimiento, sino también un incentivo económico para que continúe con sus estudios--.

Con su magnífica voz de soprano, la señora Estrada deleitó al público un bello repertorio con composiciones de Bellini, Schubert, Duccini, Verdi, Massenet, varias melodías románticas de Agustín Lara, María Grever y de Gardel, acompañada al piano por el maestro concertista, Héctor Acosta, hermosillense egresado de la Escuela de Música de la Universidad de Arizona: ¿Bravo a ambos!

Desde la Calle de los Artistas pude asistir a las actuaciones del grupo Zaikocirco en el Callejón del Templo durante las tardes y a la funciones de teatro infantil, De risa en risa, por Aziz Gual, siendo la alegría de  niños y familias en la concha acústica de plástico localizada contiguo al museo.

¡Espectacular! Estuvo el recopilado de importantes obras de zarzuelas montadas en el fantástico escenario del Callejón del Templo, entre arcadas y vetustas casonas españolas, iniciándolas con Doña Francisquita, donde el tenor y director Polo Falcón, relataba: --Entre más viejo, más pellejos--, en las Coplas  de Don Hilario, continuándola con Luisa Fernanda, --la reina de la zarzuela--; la Leyenda del Beso; la Gran Jota de Dolores; la Verbena de la Paloma y la Tempraníca, con la intervención de la también soprano y artista Susana Zabaleta cantando La Tarántula, haciendo reí a los presentes, al mencionar: --A esa que cantó la Paloma, las “gaviotas” están de moda--, y concluir con la Vida en Breve.

La cantante Zabaleta después de su aparición improvisada (aparentemente) salió de prisa del lugar custodiada por personal de seguridad, al pasar frente a una pareja de maestros jubilados de Guamúchil, Sinaloa, que estaban situados contiguo a mí, la quisimos detener para felicitarla y tomarnos la fotografía del recuerdo con ella, rechazando ella la propuesta e indicándonos: --Me estoy haciendo pipí--,  mientras casi corría al baño del camerino y no verla regresar.

¡Bravo! A la soprano Rebeca de Rueda, al interpretar las melodías de Amor Gitano con su armoniosa voz educada;  al tenor Andrés Carillo y al bajo barítono Germán Olvera; a la directora del ballet y bailarina, Fernanda Guerra, de Culiacán;  al Coro de Sarabia de Mazatlán y a la Orquesta Filarmónica de Sonora dirigida por Enrique Patrón de Rueda acompañando a los arriba señalados.

Desde la calle lateral del atrio y en la esquina del portal verde, pude distinguir un hermoso rostro femenino cantando y actuando, no la pude fotografiar por la altura del escenario y el tubo blanco de plástico emanando humo: ¡Oh sorpresa!, era la “florista” y estudiante de ópera que el año pasado entregaba los ramos de flores a los artistas en los conciertos de gala.

Hoy, a la atractiva Hidelisa Hangis, le exclamé, muy emocionado, varios ¡Bravos! al interpretar con su dotada voz de mezzosoprano los personajes de “Pichi”: Sensual varón enamorando a una dama; y  a la sirvienta “Menegilda”, en la puesta de escena Su Majestad la Zarzuela. Magnífica actuación musical combinada con la hermosura y la sensualidad femenina y bella voz de conservatorio, con quien platiqué brevemente antes de partir  al Puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde estudia en el Centro Municipal de las Artes. ¡Enhorabuena!

Extraordinario estuvo el cierre de la noche de espectáculos nocturnos, para luego caminar casi un kilómetro siguiendo la huella a una multitud joven hacia la ex hacienda Las Delicias, junto al panteón, para escuchar un excelente concierto de rock metal pesado por cinco bandas sonorenses como  Hamac Caziim (Fuego Sagrado), con músicos seris, Sociedad Discriminada, Sectas, los Hijos del Lechero y Ataxia; otorgándonos muy buenos requintos de guitarra del inconfundible ritmo metalero. El vocalista del último, comentó: --Mi esposa está en el CERESO acusada de homicidio culposo por la Guardería ABC de Hermosillo no resuelto…No chivos expiatorios y Libertad para ella--. Todos nos quedamos sorprendidos por la injusticia sin conocer a fondo la situación.

El domingo estuvo de gran festival ante un gentío por todos lados desde la temprana tarde para apreciar los diferentes espectáculos y el concierto de gala por la soprano Bertha Granados,  el barítono Ricardo López y el pianista James Demster, en el teatro del palacio municipal.

¡Bravo! A la cantante Granados por su interpretación del aria de El Trovador y Aida, de Verdi; en el Cid, de Jules Massenet: --Mi sola esperanza es morir sola--, cantaba ante nosotros. Y a él, en Don Carlo, también de Verdi: --Morir con el corazón--, y el Trovador: --El fulgor de su bello rostro… Que es el sol de su mirada serene mi corazón--.

¡Bravo! Al dúo, en Thaïs y a Nábuco, de Verdi: --Que toda Israel sea llevada a la muerte--, y Hérodiade, de Messenet: --Dioses, piedad de mi dolor--. Terminando cantando: --Dicen que ya no me quieres, si tienes otros quereres--, recibiendo calurosos aplausos prolongados y muchos otros más “Bravos” desde el fondo del teatro y así, salir del recinto e ir al concierto de Susana Zabaleta, que causó mucha expectación y sensación por su popularidad, provocando el robo de sillas de un escenario a otro, ya que la gente abarrotó el lugar con cuatro horas con anticipación. Continuará...

Pie de foto 1: ¡Bravo!, a la mezzosoprano Hidelisa Hangis,  por su  interpretación como la sirvienta “Menegilda”, en  Su Majestad la Zarzuela. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto 2: Concierto de gala por la soprano Bertha Granados,  el barítono Ricardo López y el pianista James Demster en el teatro del palacio municipal. Fotografía  por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto 3: Directora del ballet y bailarina, Fernanda Guerra, bailando una pieza de zarzuela en el escenario del Callejón del Templo en Álamos. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Y cantò el espiritu en Alamos

Escrito por arkisanchezdos 08-02-2012 en General. Comentarios (0)

 ¡Y cantó el espíritu en Álamos!

 

Con una agradable mañana sabatina, pacífica y con radiante sol,  disfrutamos de los conciertos musicales del Festival Cultural Alfonso Ortiz Tirado 2012, durante el primer fin de semana, llevados a cabo en la ciudad de los portales, donde al caminar por su centro histórico, me ubiqué en la plaza de armas y subiendo a su kiosco morisco, aprecié los paisajes montañosos de la sierra de Álamos y urbanos de las escalinatas y portales con arcos de medio punto, para luego, encaminar mis pasos al auditorio del Museo Costumbrista para presenciar la ceremonia de entrega del reconocimiento al Talento Joven 2012 a la soprano cajemense Margarita Estrada.

No pudimos entrar a su interior por estar atiborrado por familiares, amistades, invitados y demás público asistente, más esto no fue impedimento, para gozar de la buena música clásica, ya que escuchamos a través de los viejos muros de adobe, a la señora Poly Coronel Gándara, titular del Instituto Sonorense de Cultura, dar su discurso oficial, señalando: --A de ser el Sol,  la luminosidad por la cual los artistas sonorenses están creando y sobresaliendo en todo… No es sólo un reconocimiento, sino también un incentivo económico para que continúe con sus estudios--.

Con su magnífica voz de soprano, la señora Estrada deleitó al público un bello repertorio con composiciones de Bellini, Schubert, Duccini, Verdi, Massenet, varias melodías románticas de Agustín Lara, María Grever y de Gardel, acompañada al piano por el maestro concertista, Héctor Acosta, hermosillense egresado de la Escuela de Música de la Universidad de Arizona: ¿Bravo a ambos!

Desde la Calle de los Artistas pude asistir a las actuaciones del grupo Zaikocirco en el Callejón del Templo durante las tardes y a la funciones de teatro infantil, De risa en risa, por Aziz Gual, siendo la alegría de  niños y familias en la concha acústica de plástico localizada contiguo al museo.

¡Espectacular! Estuvo el recopilado de importantes obras de zarzuelas montadas en el fantástico escenario del Callejón del Templo, entre arcadas y vetustas casonas españolas, iniciándolas con Doña Francisquita, donde el tenor y director Polo Falcón, relataba: --Entre más viejo, más pellejos--, en las Coplas  de Don Hilario, continuándola con Luisa Fernanda, --la reina de la zarzuela--; la Leyenda del Beso; la Gran Jota de Dolores; la Verbena de la Paloma y la Tempraníca, con la intervención de la también soprano y artista Susana Zabaleta cantando La Tarántula, haciendo reí a los presentes, al mencionar: --A esa que cantó la Paloma, las “gaviotas” están de moda--, y concluir con la Vida en Breve.

La cantante Zabaleta después de su aparición improvisada (aparentemente) salió de prisa del lugar custodiada por personal de seguridad, al pasar frente a una pareja de maestros jubilados de Guamúchil, Sinaloa, que estaban situados contiguo a mí, la quisimos detener para felicitarla y tomarnos la fotografía del recuerdo con ella, rechazando ella la propuesta e indicándonos: --Me estoy haciendo pipí--,  mientras casi corría al baño del camerino y no verla regresar.

¡Bravo! A la soprano Rebeca de Rueda, al interpretar las melodías de Amor Gitano con su armoniosa voz educada;  al tenor Andrés Carillo y al bajo barítono Germán Olvera; a la directora del ballet y bailarina, Fernanda Guerra, de Culiacán;  al Coro de Sarabia de Mazatlán y a la Orquesta Filarmónica de Sonora dirigida por Enrique Patrón de Rueda acompañando a los arriba señalados.

Desde la calle lateral del atrio y en la esquina del portal verde, pude distinguir un hermoso rostro femenino cantando y actuando, no la pude fotografiar por la altura del escenario y el tubo blanco de plástico emanando humo: ¡Oh sorpresa!, era la “florista” y estudiante de ópera que el año pasado entregaba los ramos de flores a los artistas en los conciertos de gala.

Hoy, a la atractiva Hidelisa Hangis, le exclamé, muy emocionado, varios ¡Bravos! al interpretar con su dotada voz de mezzosoprano los personajes de “Pichi”: Sensual varón enamorando a una dama; y  a la sirvienta “Menegilda”, en la puesta de escena Su Majestad la Zarzuela. Magnífica actuación musical combinada con la hermosura y la sensualidad femenina y bella voz de conservatorio, con quien platiqué brevemente antes de partir  al Puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde estudia en el Centro Municipal de las Artes. ¡Enhorabuena!

Extraordinario estuvo el cierre de la noche de espectáculos nocturnos, para luego caminar casi un kilómetro siguiendo la huella a una multitud joven hacia la ex hacienda Las Delicias, junto al panteón, para escuchar un excelente concierto de rock metal pesado por cinco bandas sonorenses como  Hamac Caziim (Fuego Sagrado), con músicos seris, Sociedad Discriminada, Sectas, los Hijos del Lechero y Ataxia; otorgándonos muy buenos requintos de guitarra del inconfundible ritmo metalero. El vocalista del último, comentó: --Mi esposa está en el CERESO acusada de homicidio culposo por la Guardería ABC de Hermosillo no resuelto…No chivos expiatorios y Libertad para ella--. Todos nos quedamos sorprendidos por la injusticia sin conocer a fondo la situación.

El domingo estuvo de gran festival ante un gentío por todos lados desde la temprana tarde para apreciar los diferentes espectáculos y el concierto de gala por la soprano Bertha Granados,  el barítono Ricardo López y el pianista James Demster, en el teatro del palacio municipal.

¡Bravo! A la cantante Granados por su interpretación del aria de El Trovador y Aida, de Verdi; en el Cid, de Jules Massenet: --Mi sola esperanza es morir sola--, cantaba ante nosotros. Y a él, en Don Carlo, también de Verdi: --Morir con el corazón--, y el Trovador: --El fulgor de su bello rostro… Que es el sol de su mirada serene mi corazón--.

¡Bravo! Al dúo, en Thaïs y a Nábuco, de Verdi: --Que toda Israel sea llevada a la muerte--, y Hérodiade, de Messenet: --Dioses, piedad de mi dolor--. Terminando cantando: --Dicen que ya no me quieres, si tienes otros quereres--, recibiendo calurosos aplausos prolongados y muchos otros más “Bravos” desde el fondo del teatro y así, salir del recinto e ir al concierto de Susana Zabaleta, que causó mucha expectación y sensación por su popularidad, provocando el robo de sillas de un escenario a otro, ya que la gente abarrotó el lugar con cuatro horas con anticipación. Continuará...

Pie de foto 1: ¡Bravo!, a la mezzosoprano Hidelisa Hangis,  por su  interpretación como la sirvienta “Menegilda”, en  Su Majestad la Zarzuela. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto 2: Concierto de gala por la soprano Bertha Granados,  el barítono Ricardo López y el pianista James Demster en el teatro del palacio municipal. Fotografía  por el arquitecto Francisco Sánchez López.

 

Pie de foto 3: Directora del ballet y bailarina, Fernanda Guerra, bailando una pieza de zarzuela en el escenario del Callejón del Templo en Álamos. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

Festival Alfonso Ortiz Tirado: fabuloso estuvo.

Escrito por arkisanchezdos 02-02-2012 en General. Comentarios (0)

Magnífico estuvo el XXVIII Festival Alfonso Ortiz Tirado de Álamos 

Desde la ventana del camión y escuchando canciones populares observé la bella arquitectura antigua del centro histórico navojoense y kilómetros después, las contrastantes flores moradas de las ámapas y las blancas del palo santo, alimento silvestre de venados sobrevivientes a la caza cinegética, hasta pasar por los arcos verdes de la carretera dándonos la bienvenida a la ciudad colonial de Álamos, con su impar belleza urbana y arquitectónica del ex mineral de los Frailes.

Caminando por las calles adoquinadas de la plaza La Alameda rumbo al mercado municipal con olores a cazuela y asado de res, y por el estrecho Callejón del Beso, arribé al portal de la vetusta casona de los Bours, donde en su escalinata, me esperaban Mimí, Aida y Carmen con los brazos abiertos y amables sonrisas, dándome un beso en la mejilla, mientras exclamaban –Bienvenido, al Festival Alfonso Ortiz Tirado en su vigésima octava versión--.

Recorrí  la plaza de armas, el callejón de los artesanos, el Museo Costumbrista, la Calle de los Artistas e inspeccioné las fachadas de la parroquia, hasta llegar al teatro estilo renacentista del palacio municipal y a la sala de prensa del Instituto Sonorense de Cultura para la acreditación correspondiente, llamando la atención el decorado colonial dejado ahí como la oficina del gobernador en la película Hierba Mala, para ser atendido cordialmente por Edith Cota, de la Comunicación Social y las encantadoras edecanes, otorgándome el programa oficial e indicándoles, sinceramente, la belleza del póster publicitario con la imagen de la actriz hermosillense, Grecia Rosas, fotografiada por Juan Casanova y diseñado por Iveth Valenzuela, y así, gozar de los conciertos de gala con arias operísticas y música clásica en diferentes escenarios urbanos localizados entre portales y casonas españolas durante el primer fin de semana.

Escuchando varias melodías del homenajeado tenor alamense y doctor altruista, Alfonso Ortiz Tirado, puedo mencionar que fue muy notable fue la ausencia del gobernador sonriente, Guillermo Padrés Elías, la noche de su inauguración, debido a la importancia nacional del festival y en la ceremonia de entrega de la codiciada medalla de oro, Alfonso Ortiz Tirado, al barítono defeño Carlos Almaguer, entregada por su representante, Jorge Luis Ibarra Mendívil, de la Secretaría de Educación y Cultura del Estado de Sonora, informándonos  del compromiso de su jefe: --con el arte y la cultura, expresiones elevadas del espíritu, importante para el Nuevo Sonora..--; señalando, que de los 428 artistas en escenas, 200 son  sonorenses de todas las disciplinas en este festival en honor a uno de los talentos que ha dado esta tierra--, recalcando el reconocimiento al canto y la música como creatividad humana en ópera, zarzuela y el rock and roll: --Un abrazo caluroso, disfruten el festival y agradezco la hospitalidad del doctor Joaquín Navarro Quijada, presidente municipal de Álamos y a Poly Coronel Gándara, directora del Instituto Sonorense de Cultura--, concluyó.

¡Bravo! Al concierto inaugural por la soprano Eglise Gutiérrez al interpretar a Luisa, en la aria Victoria del Amor, de Rossini; Depuis le Jour, de Charpentier: --Qué hermosa vida, soy feliz recordando el primer día de amor…; a Anna Bolena, de Donizatti y la obertura la Forza del Destino, de Verdi. Intercambiando el escenario con el barítono Carlos Almaguer, interpretando él, a Rossini, la Ob Semiramis,  a Némico de la Patria, de Giordano; a Don Carlo y Otello, de Verdi. Extraordinarios, estuvieron al dúo, deleitándonos con Don Giovanni y Rigoleto, al grado de entusiasmo por el culto público que sobrellenó el teatro y con aplausos prolongados les solicitaban ¡Otra!, ¡Otra! Para entregarnos una aria referente --al ligue de una dama--. Según Enrique Patrón.

Ambos acompañados por la magistral batuta del director concertista sinaloense,  Enrique Patrón de Rueda y Perla del Rocío Fernández, violín concertino, junto a los 38 músicos de la Orquesta Filarmónica de Sonora. Entre las exclamaciones, el director solicitó al secretario Ibarra Mendívil su apoyo económico para la misma.

¡Qué hermosa música clásica gozamos esa noche ya inolvidable!, donde, la soprano Eglise, conmocionada por los aplausos,  mis ¡Bravos! y los ¡Bravísimos! por el director Patrón, exclamó: --Los amo a todos--, mientras enviaba un caluroso beso al público que de pie seguía aplaudiendo con entusiasmo, esperando escuchar otra pieza, más no fue así, fue el final. ¡Créanmelo!, todavía traigo esas arias impregnadas en mi espíritu para pintar a la acuarela.

Con la pregunta ¿Cuáles son las tres óperas que han cambiado su vida?, entrevisté a Manolo Barro, al licenciado Ernesto Munro Palacio, al doctor Joaquín Navarro Quijada y a  Alberto Plascencia Osuna, soltando todos carcajadas por la ocurrencia y mi error al pronunciar Peña Prieto en vez de Nieto. Ja, ja, ja. Interesantes respuestas obtuve.

--Oye, burro, dame vino--, es la expresión tradicional para iniciar las callejoneadas con la estudiantina Alfonso Ortiz Tirado recorriendo los viejos callejones del pueblo antiguo detrás del borrico de color blanco Gaspar, cargando dos canastas con cuatro galones de vino hasta llegar al Museo Costumbrista.

 

De ahí, me encaminé por la Calle de los Artistas al escenario montado en el Callejón del Templo sobre el atrio de la parroquia, para disfrutar del concierto de rock country por el grupo norteamericano Horseville Rangers, y concluir la primera noche del festejo más importante del noroeste de México, no sin antes de ir a cenar una orden de gorditas y disfrutar un vaso con el mejor champurrado del mundo y ponche con piquete, en el tradicional puesto de doña Candelaria Cruz Flores y Armando Bayori Valenzuela, mientras conversaba con ellos y admiraba a las cuatro encantadoras modelos de la cervecería mover sus sensuales cuerpos al ritmo de tambora.

Al día siguiente, fue grata la mañana asoleada recorriendo su centro fotografiando templos y viejas casonas españolas ajardinadas hasta entrar a la parroquia Inmaculada Concepción para ver su remodelación interior, saludar al Padre Jorge en su oficina, y deambular por los portales clásicos, herencia del arquitecto Juan Ross, admirando tanta belleza urbana que se ofrece al visitante y la hace candidata a obtener el galardón de Pueblo Mágico de México; --Voten por Álamos, la competencia está difícil--, comentó el presidente municipal, doctor Joaquín Navarro Quijada: “Ya voté varias veces”, le respondí, en el patio del Museo Costumbrista durante la inauguración de la Ruta del Arte. Continuará…

Pie de foto 1: ¡Bravo! A Carlos Almaguer, Eglise Guitérrez y Enrique Patrón de Rueda, por el concierto inaugural en el XXVIII Festival Alfonso Ortiz Tirado de Álamos. 

  

Pie de foto 2: La medalla de oro Alfonso Ortiz Tirado 2012, recibida por el barítono Carlos Almaguer en el teatro  renacentista del palacio municipal de la ciudad de Álamos.

Fotografía del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

DerechosReservados (CopyRights). Material protegido por derechos de autor del titularArq. FranciscoSánchezLópez.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe lareproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, serequiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!.          

Arquitecto, fotógrafo, artistadel arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar deCortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte parael suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui.Articulista de la revista YukuJeeka de la Agrupación para las BellasArtes, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright.Material protected by copyright holder architect Francisco Sánchez López.SEP/CP-509989/78/Son Register. Reproduction in whole or part of this articleand photos for profit, requires written permission by the author. Say No to Piracy!.

Architect, photographer, artist ofmagical realism, ecologist in  the Sea ofCorte´s whales protection, cultural journalist in art chronicles and art criticfor the supplement  Cultural Affairs ofEl Diario del Yaqui newspaper. Columnist for the JeekYuku magazine edited bythe Fine  Arts Association of CiudadObregon, Sonora, Mexico.

Website: www.arqsanchez.8m.com,   www.francisco-sanchez-lopez.qapacity.com

Blog: www.arkisanchez.blogdiario.com, www.arkisanchezdos.blogdiario.com www.sanchezarchitecture.blogster.com

E-mail: arq.sanchezlopez @ gmail.com,,,, Twitter.com/archfcosanchez

Facebook: Francisco Sanchez