Crónicas y criticas de arte. arquitectura. cultura y protección de ballenas en el Mar de Cortés

El Tradicional Pueblo Yaqui de Tórim,

Estimados bloggers: Saludos, hoy escribo sobre  un viaje al  Tradicional Pueblo de Tórim, Río Yaqui, Sonora. Fantástico lugar por su loma, río y la gente que conocí.

 

La historia de la arquitectura y del urbanismo en Sonora ha sido muy poco investigado por los arquitectos y urbanistas, los historiadores y cronistas municipales han omitido su legado artístico en sus relatos, los planos urbanos originales han desaparecido y las edificaciones en ruinas están debido a falta de un marco jurídico que las proteja, tal es el caso, de los tradicionales pueblos yaquis fundados por sus antiguos clanes y las misiones establecidas por los jesuitas Pedro Méndez entre los mayos, Andrés Pérez de Ribas,   Tomás de Basilio y Cristóbal Villalta con los yaquis y el padre Eusebio Kino en la Pimería Alta.

Viajando por fantásticos  paisajes de la llanura desértica y campos agrícolas en  la ruta ecológica Cajeme-Río Yaqui, arribé al Pueblo Tradicional de Tórim para presenciar un encuentro intercultural de curanderos indígenas y caminar por su calle principal pasando  la explanada ceremonial con ramadas del Conti y la Comunila, hasta escalar la cima de la loma de Tórim, alineada en dirección norte-sur y extasiarme con las magníficas vistas panorámicas a la vegetación del río Yaqui,  la Anía del monte y la fantástica arquitectura de cuatro siglos.

Su fascinante urbanismo barroco original data desde la época  de las once grandes rancherías yaquis previa a la colonia española con varias yuxtaposiciones de planos urbanos como el de las misiones jesuitas y el militar diseñado por el general Ángel García Peña en 1885, perdurando casi intacto hasta nuestros días. Así mismo, conocer en detalle, las ruinas de la iglesia, el curato, la capilla y el cuartel militar, arquitectura histórica que debemos de conservar para la posteridad.

En mayo de 1617, los misioneros Andrés Pérez de Ribas y Tomás de Basilio arribaron a Hornos/ Limones para predicar la religión católica por tres días, al cuarto, exploran río abajo, el resto de las rancherías y dos días después, arribaron a  este lugar, donde, en 1619, fundaron el primer pueblo de misión cabecera de San Ignacio de Tórim, construyendo un atril cubierto por una ramada. En 1620, edificaron una capilla de una sola nave y cuartos para ellos y sus mayordomos mayos,  con muros de adobón y techo de terrado.

En 1623, la Compañía de Jesús, estableció el Rectorado de San Ignacio con las misiones yaquis, mayos y nebomes con sede en Tórim, siendo su rector el padre Cristóbal Villalta, quien,  sustituyó la capilla anterior por una nueva iglesia de mayor tamaño con cimientos de piedra, la fachada sur con pórtico de entrada con pilastras, cornisa y nicho central con figura de algún santo  agregándole  la Cruz del Perdón y un campo santo enfrente del atrio, la cual duró hasta 1678.

Fue el padre Andrés Cervantes quien levantó otra nueva iglesia con el mismo sistema constructivo, sustituyendo las dos anteriores hasta su destrucción en 1741 con la sublevación indígena contra la corona española. Ésta, fue reconstruida en 1742 por el jesuita Agustín Arriola funcionando hasta le expulsión de los jesuitas en 1767. Con la secularización de las misiones entraron al yaqui los misioneros franciscanos, siendo el padre Francisco Joaquín Valdez, quien reconstruyó la anterior y la casa cural en 1769, radicando en Tórim hasta 1794.

Nada se sabe lo sucedido con ella en el  periodo de los pueblos autónomos y del México Independiente debido a las guerras del yaqui en defensa de su territorio por Cajeme, Tetabiate, Luis Bule, Ignacio Mori y Sibalaume. Al triunfo de la revolución, por la paz firmada con Adolfo de la Huerta, se reconstruyeron las iglesias de Bácum, Vícam, Pótam y Belem en 1922, la de Tórim en  1925, conservando la planta arquitectónica estilo franciscano la reconstruyeron con muros de ladrillo recocido hasta que en 1995, el techo de terrado fue sustituido por uno a dos aguas compuesto por estructuras metálicas triangulares y lamina galvanizada,

En 1623, Cristóbal Villalta, también construyó la pequeña capilla de Nuestra Señora de los Ángeles,  con muros de piedra, pórtico de entrada de cantera rosa labrada y nicho central con una imagen, con gárgolas con rostros tallados en cantera, al estilo barroco novo hispano. Su techo con bóveda de cañón, fue posterior, en alguna reconstrucción por los franciscanos.   Andrés Pérez de Ribas, la llamó “Ermita”, sin serlo, en su libro, y desde la capital de la Nueva España, envió un retablo de madera con la pintura del Juicio Final, causando mucha expectación entre los yaquis.

Del curato se sabe poco, data desde el siglo XVII pero fue reconstruido en los años de 1925, al estilo colonial mexicano por la arcada y pilastras con capiteles y bases clásicas.

 La última ruina, llamada el cuartel del general yaqui Modesto Valencia Molina y su 23vo. Regimiento de Caballería, según me lo indicó, don Faustino Valdez  Nocamea, fue la casona de la comandancia de la Primera Zona Militar de México establecida en Tórim como Capital Militar en 1885, complejo arquitectónico formado por el Cuartel Marcos Carrillo y el Hospital Militar del ejercito nacional de don Profirio Díaz Morí en guerra contra Cajeme y Tetabiate, desocupado y destruido a partir de 1913, con el triunfo de la Revolución Mexicana.

 

Pie de foto 1: La ex capilla de Nuestra Señora de los Ángeles construida al estilo barroco por el jesuita Cristóbal Villalta en 11623, llamada localmente como la Ermita de Tórim.

 

  Pie de foto 2: La Loma de Tórim con su urbanismo barroco donde se edificaron la iglesia con campo santo, el curato y la Ermita.

 

Pie de foto 3: La iglesia, ex misión jesuita de San Ignacio de Tórim, construida desde 1620. La actual esta remodelada en 1995.

 

  foto Pie de foto 4: El Curato, construido en 1623 para el Rectorado de San Ignacio para las misiones jesuitas yaquis, mayos y nebomes. Reconstruido en 1925 al estilo colonial mexicano.

 

 

Pie de foto 5: Fachada en ruinas del ex cuartel general Modesto Valencia Molina y ex  comandancia de la 1era. Zona Militar de México entre 1885 a 1913.

 

 

Pie de foto 6: Arco del pórtico de entrada al Cuartel Marcos Carrillo, construido en 1885, hoy en ruinas.

 

 

Pie de foto 7: Fachada este de la ex cárcel militar de la 1er. Zona Militar de México.

 

 

Pie de foto 8: Ramadas tradicionales del Conti yaqui, ex plaza del pueblo de Tórim, diseñado por el general Ángel García Peña en 1885

 

Pie de foto 9: Bellos interiores de la casona neoclásica sede de la comandancia militar de 1885.

 

Pie de foto 10: El río Yaqui, Eusebio Kino ubicó la misión de San Ignacio al lado izquierdo de su margen en 1701, pero está al lado derecho del mismo.

 

Fotografías  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me la roben!

Derechos Reservados (Copy Rights). Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este articulo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. Se puede reproducir con fines didácticos, previo consentimiento por el autor,   mencionando la fuente, el autor y otorgando los créditos editoriales en cualquier medio de comunicación. ¡Di No a la Piratería!.

 

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui y articulista de la revista Yuku Jeeka de la Agrupación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

 

 

 

Comentarios

MEGUSTO MUCHO LEER Y LAS FOTOS KE VI GRASIAS

En verdad que da gusto saber que hay personas interesadas en nuestra cultura, gracias a todos...visiten nuestro pueblo es un lugar muy tranquilo y hermoso...

hola proffe.. espero y se acuerde de mi. soy arianna y fui su alumna, en la telesecundaria de estacion corral... espero y este muy bien.. saludos.. excelente informacion..

Excelente información que sin daré a conocer a mis estudiantes de la Telesecundaria de Torim, a fin de que no sólo se enorgullezcan de su pasado, sino que se motiven para el futuro. Nim pueblota betchibo yaári.

el pueblo de Torim es un muy bello pueblo del cual estoy orgullosa de pertenecer, es un lugar pequeño pero lleno de historia y tradicion..me llena de gusto el saber que existen personas que siguen valorando nuestro territorio Yaqui.. emot na baisae juka echim tekil ito joara betana yaari dios apo emot a baisaune..dios em chokut tesia!!

Muchas gracias por la información tan valiosa. Estuvimos en Torim y tomamos fotografías. Estas fotos toman mas sentido al leer estas notas tan importantes en cuanto a la Historia de los edificios.

Añadir un Comentario: